miércoles, 13 de junio de 2007

FOTOS SAN MARTIN DEL CAMINO - PONFERRADA

El Puente del Passo Honroso a la salida de Hospital de Órbigo. El sol ya comenzaba a calentarnos la espalda.


Paradita en el monumento al peregrino. Esta foto fué la que provocó mi primera caída por los pedales automáticos.................desenganché el pie izquierdo, y la bici quiso ir al derecho......... Un raspón sin consecuencias y otra anécdota más para el recuerdo.

Y aquí la constancia que 3 bicigrinos pasaron por allí. Tudela y Extremadura nunca estuvieron tan cerca.

Pinchazo de Álvaro, que coincidió con un paraje precioso justo al pasar un arroyo.

Astorga. Este Gaduí no era malo del todo, no. Me gustó más el Palacio que la Catedral, será por ser diferente a lo que estoy acostumbrado a ver.


Y la Catedral.



Bienvenido, a la entrada de Santa Catalina de Somoza. Al final conseguimos convencer a la peregrina italiana de que se llevara uno de sus bastones. Aquí el calor ya apretaba de lo lindo.....y nos quedaba llegar a la Cruz de Ferro.

Otra para de esas obligadas.....................he visto esta foto tantas veces en internet que no pudimos resistirnos a una paradita rápida. Un pincho de tortilla con chorizo y una cervezita fresca nos acompañaron.


Y ya casi superadas todas las pendiente fuertes antes de la Cruz de Ferro, Foncebadón. Precioso restaurante, en el que al entrar ves como el tiempo va para atrás varios siglos. Y la primera payoza.Aquí el primer hito importante, donde lo material deja de ser importante y comienza el Camino espiritual. Aquí dejas aquello que "te pesa" en tu viaje y con suerte notas como a partir de ahí vas "más ligero"
Yo dejé una piedrita blanca traída desde Santa Marta de los Barros, y a penas noté la pérdida de peso.......................¿quizás no tenía nada que dejar allí?

La ofrenda de Álvaro. El sí notó su falta. Esa pata de cabra dio bastantes molestias durante el Camino, y como no traía piedrita........ Además, también rubricó nuestros nombres en ella.Albergue de Manjarín, hogar de Tomás el último templario. Merece la pena parar aquí, y si podéis hablad un rato con Tomás. Una forma distinta de vivir la vida, sin lujos y ofreciendo ayuda a aquel que la necesite.

A pesar de que aquí los inviernos no deben ser nada apacibles, cuando Tomás se levante por las mañanas y lo primero que vea sea esto, debe olvidar el frio rápido.

Bajando desde Manjarín nos encontramos con El Acebo. Es recomendable frenar aquí la bici (menuda bajada!!!!) y disfrutar de los encantos de este pueblo.Y un poco antes de llegar a Ponferrada, también paramos en Molinaseca. En concreto junto al puente medieval, donde aprovechando el agradable ambiente que se respiraba allí, y los rayos del sol que nos calentaban después de la bajada, nos tomamos el último descanso,

2 comentarios:

clemente dijo...

Hola amigos, que entrañable camino, que pasión, que delicia caminar y caminar sin parar un mes entero, cuando pasas por todos estos parajes que me traen tantos recuerdos, me hace sentir el camino, parece mentira que cuando lleguemos a Santiago, me hubiera vuelto de nuevo andando para Barcelona.
Felicidades a la persona de esta pagina. Clemente - Mayo 2007

Xelín dijo...

Es Cruz de Fierro, no cruz e ferro, esta puesto en varios idiomas, pero alli es Cruz de Fierro un saludo